linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > >¿Sobreprotector o autoritario?

¿Sobreprotector o autoritario?

En el intento por ser un buen padre puedes cometer errores que afectan el bienestar de tus hijos. Descubre cuál es tu modelo de crianza y qué puedes mejorar para llegar a una disciplina positiva. ¿Cuál de estas situaciones entre padres e hijos está presente de manera más frecuente en tu día a día? Tu […]

En el intento por ser un buen padre puedes cometer errores que afectan el bienestar de tus hijos. Descubre cuál es tu modelo de crianza y qué puedes mejorar para llegar a una disciplina positiva.


¿Cuál de estas situaciones entre padres e hijos está presente de manera más frecuente en tu día a día?

  1. Tu hijo es responsable, cariñoso y respetuoso por convicción, le nace serlo y lo ha aprendido con el ejemplo que le das.
  2. Para que cumpla con sus responsabilidades lo motivas con dulces, salidas y juguetes.
  3. Frecuentemente te pregunta: “¿qué me trajiste?”
  4. En vez de rogarle para que te ayude con la limpieza de la casa, prefieres hacer los deberes por él.
  5. En el colegio lo reconocen como una persona obediente que, con solo pedirle algo una vez, acata una orden.

R/ Si elegiste las opciones 2, 3 o 4, los comportamientos de tu hijo responden al modelo de crianza permisivo o sobreprotector. La relación deber-recompensa es protagonista y determina que él cumpla con sus obligaciones para recibir algo a cambio. Pregúntate si propicias esta situación porque sientes culpa, ya sea por el exceso de trabajo o responsabilidades y el poco tiempo que pasas en familia.


¿Le dices con frecuencia alguna de esta frases?

  1. Cuento hasta tres.
  2. Si te portas bien te compro un helado.
  3. ¡Cómo te tengo que hablar para que me escuches!
  4. Te estás ganando una pela.
  5. Cuéntame qué pasó.

R/ Frases como: “cuento hasta tres”, “no sé cómo debo hablarte”, “te voy a pegar”, “búscame que me encuentras” y “porque yo digo” son propias de una crianza autoritaria en la que las principales herramientas pedagógicas son la amenaza y el castigo, este último puede ser en forma de maltrato físico o verbal o privándolos de aquello que les produce bienestar. Estos padres creen que cuando hay dolor o prohibición, los niños aprenden las lecciones, además, son perfeccionistas y evitan que sus hijos aprendan de los errores.


Si tu hijo presenta una dificultad con un compañero de colegio, ¿cuál de estas acciones emprendes?

  1. Le preguntas por la situación, vas al colegio a hablar con su profesora y si es necesario con los padres de su compañero.
  2. Dejas que lo resuelva solo porque consideras que ya tiene las herramientas y capacidad para hacerlo.
  3. Te angustias porque no quieres que le hagan nada malo e intervienes en el conflicto con el niño.
  4. Entiendes que es una situación que debe resolver la profesora o dejas que intervengan otras personas.
  5. No le prestas atención porque son cosas que pasan.

R/ Las opciones 2, 4 y 5 describen los fundamentos de un modelo de crianza negligente, en el que no hay amabilidad o amor, pero tampoco firmeza y límites. Esto indica que, como padre, no has asumido de manera respetuosa y responsable la crianza de tu hijo y prefieres delegar las situaciones que tengan que ver con él a otras personas o instituciones. Generalmente son los abuelos o el hermano mayor quienes deben apersonarse y suplir una falta de interés evidente.


Cuando tu hijo sale con un amigo del barrio, un familiar o está en una excursión del colegio, ¿cómo te sientes?

  1. Satisfecho porque está interactuando con personas diferentes y sale de su rutina.
  2. Con miedo y preocupación, piensas que le puede pasar algo y quizá no estén tan pendientes de él como tú lo harías.
  3. Te es indiferente si está en la casa o en la calle, porque no tienes mucho tiempo para él.
  4. Ansioso, lo llevas hasta el punto de encuentro, hablas con las personas que van a ir con él y lo llamas frecuentemente o pides el celular de algún adulto para saber que todo está bien.
  5. Intraquilo, preguntas si puedes ir con él porque nadie lo conoce ni lo puede cuidar tan bien como tú.

R/ Los padres sobreprotectores establecen límites estrictos en el relacionamiento social de sus hijos, les prohiben interactuar en ciertos entornos o hacer actividades propias de su edad porque no quieren que su bienestar y tranquilidad estén en riesgo. Estos comportamientos impiden que crezca con autonomía, responsabilidad y libertad, pues siempre está sujeto a tu preocupación.


Selecciona las palabras que definen la relación con tu hijo

  1. Imposición.
  2. Respeto.
  3. Dignidad.
  4. Acuerdos.
  5. Rabia.

R/ Las opciones 2, 3 y 4 son características de los papás que están formando a su hijo bajo un modelo democrático o de disciplina positiva que busca un equilibrio entre la firmeza y la amabilidad. Son padres que educan desde el ejemplo, son coherentes con lo que hacen y dicen y no asumen un rol de poder o autoridad excesiva.

Para ser mejores padres

Existe una serie de estrategias basadas en la disciplina positiva, un modelo que educa desde la amabilidad y el respeto, que ayudarán a que la relación padre e hijo se caracterice por la escucha, el entendimiento, la comprensión y la confianza. Ten en cuenta:

  • Sé empático: ponte en el lugar de tu hijo, trata de pensar como él para entender el origen de sus comportamientos. Cuando intentas asumir su lugar descubres que castigos como quitarles sus juguetes o prohibirles hacer lo que más disfrutan, pueden ser episodios traumáticos que pasan a un segundo plano lo verdaderamente importante: la lección.
  • Demuéstrales amor: por el afán que trae el día a día y por algunas imposiciones culturales, los padres se olvidan de darles un abrazo a sus hijos, de decirles te quiero o preguntarles cómo se sienten. Estos detalles fortalecen la relación y estrechan los vínculos afectivos.
  • Anticípate: en ocasiones la causa de una actitud aparantemente rebelde es la falta de entendimiento. Antes de regañarlo porque se le olvida hacer algo o se demora más de lo previsto, establece junto a él la rutina del día, explícale para dónde va, a qué horas y con qué propósito.

Grupo emi

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

La vida es de cambios y…

Tapabocas y otros cuidados en niños…

Maneja el miedo, el estrés y…