linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > Niños >La diábetes y los niños
Niños

La diábetes y los niños

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes en los niños y puede afectarlos en todas las edades y si no se detecta tempranamente, esta enfermedad puede llegar a ser fatal.

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes en los niños y puede afectarlos en todas las edades. En ellos a menudo se confunde con gripe o no se diagnostica, a pesar de que si no se detecta tempranamente, esta enfermedad puede provocar graves lesiones cerebrales o incluso llegar a ser fatal.

 

¿QUÉ ES LA DIABETES?

La diabetes o diabetes mellitus, es una enfermedad crónica que ocurre cuando el páncreas no es capaz de producir insulina o cuando el cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce.

 

La insulina es una hormona que permite que la glucosa de los alimentos ingeridos penetre en las células del cuerpo, es decir, que pase del torrente sanguíneo a las células para poder producir energía.

 

Todos los alimentos que contienen carbohidratos* se descomponen en glucosa al llegar a la sangre (azúcar en la sangre) y por eso se convierten en la principal fuente de energía para los seres humanos.

 

No ser capaces de producir insulina o que nuestro cuerpo la utilice ineficazmente, eleva los niveles de glucosa en la sangre causando hiperglicemia, la cual a largo plazo puede producir diferentes daños en el cuerpo como el deterioro de órganos y tejidos.

 

SÍNTOMAS Y TIPOS DE DIABETES

Niños y adultos pueden experimentar diferentes signos de diabetes, incluso a veces pueden llegar a no presentarse. Entre los síntomas más comunes se encuentran:

  • Necesidad de orinar frecuente
  • Sed excesiva
  • Apetito constante
  • Pérdida de peso repentina
  • Cansancio extremo
  • Falta de interés y concentración
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento en manos o pies
  • Visión borrosa
  • Infecciones frecuentes
  • Lenta cicatrización de heridas
  • Vómitos y dolor de estómago (por lo que con frecuencia se confunde con la gripe)

 

El desarrollo de diabetes tipo I generalmente es repentino y dramático, mientras que en personas con diabetes tipo II los síntomas a menudo pueden ser leves o ni siquiera aparecer, haciendo difícil detectar este tipo de diabetes.

En la diabetes tipo I se presenta una deficiente elaboración de insulina o ni siquiera se produce. Este tipo de diabetes también se conoce como “diabetes juvenil”, ya que es la enfermedad infantil más común del mundo.

 

La diabetes tipo II o “diabetes del adulto”, se relaciona no con la carencia de insulina, sino con un bloqueo de los receptores celulares de esta sustancia, lo cual la hacen ineficiente. Sin embargo, como resultado a nivel mundial del aumento de la obesidad infantil y del estilo de vida sedentario, la diabetes tipo II también está aumentando aceleradamente en niños menores de 15 años.

 

Ambos tipos de diabetes son graves, no existe tal cosa como “diabetes leve”, así que si tú o tu hijo presentan algunos de los síntomas mencionados, te sugerimos consultar a un médico profesional dentro del sistema de salud de tu ciudad.

 

Un tercer tipo de diabetes en la gestacional (GDM), la cual consiste en altos niveles de glicemia durante el embarazo. Se presenta en uno de cada 25 embarazos en todo el mundo y se asocia con complicaciones para la madre y el bebé. Por lo general desaparece después del embarazo, pero las mujeres con GDM y sus hijos recién nacidos corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo II entre cinco y diez años después del parto.

 

¿CÓMO PREVENIRLA?

La diabetes tipo I se clasifica como una enfermedad autoinmune, pues en la actualidad no se puede prevenir, por lo que sus desencadenantes están todavía bajo investigación y su tratamiento se limita a la insulinoterapia.

 

En la actualidad existen sobre todo expectativas terapéuticas para insulinas obtenidas de células madre adultas, las cuales son acondicionadas para sustituir a las células beta pancreáticas encargadas de sintetizar y segregar la insulina.

 

Los cambios de estilo de vida para alcanzar un peso corporal saludable y la actividad física moderada, pueden ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes tipo II, la cual está asociada particularmente con la obesidad abdominal, pues la pérdida de peso mejora la resistencia a la insulina.

 

Una dieta balanceada y nutritiva no solo es esencial para prevenir la diabetes tipo II, sino que también reduce los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

 

Párrafo:

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes en los niños y puede afectarlos en todas las edades. Ocurre cuando el páncreas no es capaz de producir insulina o cuando el cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce.
Una dieta balanceada y nutritiva no solo es esencial para prevenir la diabetes, sino que también reduce los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

 

Fuentes: UCM, OMS, ONU, IDF *Los carbohidratos simples se encuentra naturalmente en alimentos como frutas, vegetales, leche y lácteos, e incluyen alimentos con azúcar agregada en su procesamiento y refinamiento. Los carbohidratos complejos incluyen panes con granos enteros y cereales, vegetales con almidón y legumbres, y muchos de ellos son una alta fuente de fibra.

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

Higiene Oral: más que cepillo y crema.
Niños

Más que cepillo y crema

Niños

Por una sonrisa limpia y brillante

Niños

Sana que sana