linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > Salud >Vive un embarazo saludable
Salud

Vive un embarazo saludable

Es un hecho establecido hace demasiado tiempo que un lector se distraerá con el contenido del texto de un sitio mientras que mira su diseño.

Descripción de la foto: Según la Organización Mundial de la Salud la leche

Según la Organización Mundial de la Salud la leche materna debe ser el único alimento que un bebé consuma hasta sus seis meses de vida, pues contiene todos los nutrientes que requiere y además, le entrega anticuerpos que le permiten defenderse de enfermedades, en especial de las respiratorias y digestivas, las más comunes durante este período.

El ginecólogo y obstetra Álvaro Antonio Araque Fernández precisa que la mortalidad infantil, en los primeros seis meses de vida, podría disminuir en 13% si se mejorara la alimentación de los bebés y entrega seis recomendaciones para tener en cuenta durante esta etapa.

1. Cambio de alimentación

No cambiar la alimentación que se ha llevado durante el embarazo: la leche materna es el primer contacto del niño con los sabores y esto tiene una relación directa con los alimentos que la madre consume y que consumió durante el embarazo, si ella cambia de dieta después del parto es posible que el bebé rechace el seno.

fgfdgfdgdfg gdfgdfg

dfdgfdgfdg ggdfgdg

2. Dieta alcalina

Seguir una dieta alcalina: se recomienda llevar una alimentación más vegetariana, con menos consumo de proteínas animales. Aunque se debe favorecer la ingesta de pescado (al menos dos veces por semana), por su contenido de Omega 3 que ayuda al desarrollo cognitivo del niño.

3. Vitamina A

Aumentar el consumo de vitamina A: este nutriente ayuda a mejorar la visión y a proteger la mucosa de los órganos digestivos y respiratorios. La vitamina A está presente en las frutas de color rojo como fresas, moras, arándanos y frambuesas, en los pescados y en los derivados lácteos. Para el caso de los pescados se deben consumir animales que provengan del mar y no de ríos para evitar problemas asociados con el mercurio, tampoco deben consumirse filetes de grandes peces, sino animales que enteros sean del tamaño de una mano. En el caso de no poder consumir este tipo de alimentos, la dieta se puede reforzar con una cucharada diaria de hígado de bacalao. Por su parte, se recomienda que los derivados lácteos sean procesados, fermentados o desnatados para evitar alergias.

4. Frutas y verduras crudas

Comer frutas y verduras crudas: mientras un alimento más se procesa, más pierde sus propiedades nutritivas, entonces para obtener el mayor beneficio, las frutas y las verduras se deben consumir crudas después de lavarlas bien.

5. Baños de sol

Tomar baños de sol: poner el bebé al sol durante las primeras horas del día le permite perder el color amarillo que muchas veces adquiere debido a la ictericia por leche materna; activar la vitamina D y colaborar con la absorción del calcio que tienen alimentos como el brócoli, el ajonjolí, el salmón y la leche.

5. Más liquido

Beber un litro más de líquido: en ocasiones la lactancia puede producir deshidratación en la madre, para evitarla se debe beber un litro más de líquido del que normalmente se consume. No solo agua, también pueden ser infusiones, jugos de fruta, leche de soya o leche de almendras.

Lo que más afecta la lactancia son los estados de intranquilidad y angustia, pues la producción de leche está relacionada con las hormonas oxitocina y prolactina que se generan en la hipófisis o glándula de la felicidad. Si una mujer no genera estas hormonas, no dará leche y no podrá alimentar a su bebé.

La dieta de una mamá lactante no puede ser menor de 1.500 calorías diarias y lo ideal es que durante este período aumente su consumo en 400.

Un banco de leche:

La leche materna puede durar hasta cuatro horas sin refrigeración, diez horas en las nevera y seis meses congelada, teniendo en cuenta estos tiempos es conveniente que la madre haga un banco de leche para cuando no esté en casa o regrese a su trabajo después de la licencia.

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

Salud

Protege tu salud y vacúnate contra…

Salud

¿Cómo controlar los niveles de ansiedad…

Salud

5 claves acerca del ‘burnout’ o…