linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > todos >Lo bueno y lo malo del sol
todos

Lo bueno y lo malo del sol

¡Vacaciones! La palabra mágica porque es sinónimo de descanso y de sol, en la playa o al lado de una piscina. Aprovecha los beneficios del astro rey, pero con precauciones.

Lo bueno

 

  • El principal beneficio de la radiación ultravioleta es la síntesis de vitamina D, sin embargo, no tienes que exponerte al sol todos los días para aprovecharla.
  • El sol nos hace sentir bien, más enérgicos e incluso, más animados.
  • Las mejores horas para tomar el sol son antes de las 10:00 a.m. y después de las 4:00 p.m., pues no es tan fuerte ni dañino.
  • Al sol se le atribuyen efectos provechosos como mejorar la calidad del sueño, favorecer la vida sexual, estimular la inumidad, fortalecer huesos y dientes.
  • Aleja la depresión, pues, además de que recibir el sol alegra el momento, los rayos UV aumentan la producción de serotonina, un neurotransmisor relacionado con el bienestar.

 

Lo malo

 

El sol induce al foto envejecimiento, un tipo de envejecimiento que genera arrugas, cambios en la pigmentación (por ejemplo manchas) y aumenta el riesgo de cáncer de piel.

 

Exponerse al sol sin tomar las precauciones necesarias influye de forma importante en el desarrollo de cáncer de piel, que puede ser:

 

  1. Melanoma: es el menos común, pero el más grave porque puede producir metástasis.
  2. Carcinoma baso celular: es el más común, pero el menos grave porque no hay probabilidad de metástasis. Es un cáncer destructivo localmente que si no se trata rápido produce desfiguración, por ejemplo en la nariz, la mejilla o el mentón.
  3. Carcinoma escamo celular: dependiendo del grado de invasión de la piel puede producir o no metástasis. Puede ser bien diferenciado (las células han cambiado pero no tanto) o mal diferenciado (las células están muy mutadas, puede haber complicaciones).

 

Sin una buena protección, el sol también puede causar quemaduras. Las hay de:

 

  1. Primer grado: produce enrojecimiento, sensación de calor local y de ardor.
  2. Segundo grado: el enrojecimiento es más pronunciado, siempre hay ardor, la ropa se vuelve molesta, puede haber malestar, dolor de cabeza, escalofríos. Es una inflamación de la piel.
  3. Tercer grado: produce ampollas, es tan severa que la parte más superficial de la piel se separa y se llena de agua. Pueden darse en personas que usan bronceadores y se quedan dormidos tomando el sol.

 

Si te gusta darle tono a la piel no es recomendable que uses bronceadores, pues son productos que aunque aceleran la melanogénesis (pigmentación) de la piel, no la protegen. Hoy existen protectores solares que cumplen con estas dos funciones, elige estos para que te broncees responsablemente.

 

¡A cuidarse con bloqueador solar!

 

  • El uso de bloqueador solar debe ser diario. En días normales aplícatelo en la mañana y al mediodía, en días que estés muy expuesto al sol, hazlo cada dos horas.
  • Úsalo en todas las partes del cuerpo que no estén cubiertas: orejas, cara, cuello, dorso de las manos y si vas a broncearte, echátelo en todo el cuerpo.
  • Los niños deben usar bloqueador solar después de los seis meses, pues antes de esta edad, los filtros que tienen pueden inducirles diferentes tipos de alergias. Hasta los 12 años se recomienda que usen bloqueadores para niños.
  • En lugares donde haya mucho sol, los niños pueden tener protección adicional usando camisetas de manga larga y sombreros.

 

El bloqueador solar adecuado depende del tipo de piel de cada persona, puede ser:

 

  1. Delgada: visualmente no hay presencia de poros dilatados. Se recomiendan los antisolares en cremas o emulsionados.
  2. Mixta: hay poros dilatados hasta la parte lateral de la nariz, las mejillas no tienen poros visibles. Es recomendable el uso de antisolares en geles o lociones.
  3. Oleosa: los poros son visibles en toda la piel. También se recomiendan los antisolares en geles o lociones porque en cremas puede aumentar la sensación de oleosidad.

 

Las quemaduras de primer y segundo grado no generan cicatrices, pero sí cambios en la pigmentación. Las de tercer grado sí causan cambios en la textura de la piel.

 

El factor de protección solar (FPS) del bloqueador debe ser por encima de 30. Lo más importante es que siempre se adapte a cada tipo de piel.

 

Fuente: Silvia Díaz, dermatóloga

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

todos

A combatir el sedentarismo

todos

Dile adiós a los malos hábitos

todos

¿El estrés causa problemas de visión?