linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > >Una cajita llena de energía

Una cajita llena de energía

La lonchera de los niños puede ser divertida, deliciosa y nutritiva. Convertir ese pequeño contenedor en una sorpresa diaria es un buen propósito para el comienzo de un nuevo año escolar.   “¿Qué le empaco hoy al niño?, ¿sí se lo comerá?, ¿le gustará?”. Dudas como estas suelen ser frecuentes entre los papás al preparar […]

La lonchera: una cajita llena de energía


La lonchera de los niños puede ser divertida, deliciosa y nutritiva. Convertir ese pequeño contenedor en una sorpresa diaria es un buen propósito para el comienzo de un nuevo año escolar.
 

“¿Qué le empaco hoy al niño?, ¿sí se lo comerá?, ¿le gustará?”. Dudas como estas suelen ser frecuentes entre los papás al preparar las loncheras de sus hijos. Para que esto no suceda, te recomendamos hacer una mejor planificación de los alimentos que llevará el niño para el recreo, así como involucrarlo más en la preparación de estos.

Paula Andrea González, nutricionista y dietista, explica la importancia que tiene la lonchera en el desarrollo y crecimiento de los niños y aporta algunos consejos para que la disfruten. 


  • La lonchera hace parte del esquema de alimentación saludable, es una de las cinco comidas del día que aporta la energía y los nutrientes necesarios para que los niños y adolescentes realicen actividades como estudiar y jugar. Además, cumple un papel socializador.


Para que sea saludable, nutritiva y balanceada puedes incluir:

  • Cereales que no sean azucarados, como hojuelas de maíz, arroz soplado o granola. Otra opción es pan o galletas. Si son integrales o con semillas como ajonjolí o chía, mucho mejor.
  • Una porción completa de fruta o verdura, según la preferencia del niño.
  • Lácteos como yogurt, kumis o una tajada de queso que no sea graso.
  • Una proteína como huevo, jamón (no más de dos veces a la semana), atún o un filete asado de pollo.
  • Jugo natural, limonada o aguas refrescantes no gasificadas.


Evitar incluir:

  • Paquetes de mecato, pues son altos en sodio, colorantes, grasas y pueden afectar el rendimiento del niño. 
  • Gomas de mascar, bombones, caramelos. En lugar de estos, de vez en cuando puedes echarle un bocadillo o un chocolate.
  • Bebidas gaseosas o refrescos de fruta, que son hechas con sabores artificiales y tienen alto contenido de azúcar. Ten en cuenta que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el consumo máximo de azúcar por día es de 30 gramos, es decir, una cuchara grande colmada.


Recuerda siempre empacar un termo de agua en la lonchera, no solo los días que tu hijo tenga clase de educación física.


Planifica las loncheras con tiempo, así evitas empacar todos los días un paquete de papitas o el mismo sándwich de jamón y un refresco de fruta que no es saludable. Además, al hacerlo puedes involucrar a tu hijo, que te dé ideas de qué es lo que más le gusta para comer en el recreo y por qué no, prepararla juntos, así el niño toma más consciencia de los hábitos de alimentación saludable.

  • Para que el niño no deje lo que le empacas, procura que siempre lleve alimentos que sean saludables, de su preferencia y en las porciones adecuadas, que determinas de acuerdo con su edad y con los descansos que tiene durante la jornada escolar, generalmente uno o dos. Recuerda, lo que importa es la calidad nutricional, no la cantidad. 
  • Prescinde de alimentos que no haya probado antes, pues corres el riesgo de que no le gusten y no se los coma.
  • Utiliza recipientes que sean seguros, pero de fácil manipulación para tu hijo.
  • Todos los días desinfecta el termo de las bebidas. Después de lavarlo, déjalo con agua y vinagre durante 20 minutos, enguaja y seca con una toalla de papel, de esta forma evitas el crecimiento de hongos y bacterias que contaminan los alimentos.


Otras opciones de loncheras

Varios colegios ofrecen la opción de refrigerios para sus estudiantes. En general, son opciones muy saludables asesoradas por nutricionistas. Las ventajas de estas alternativas es que son planificadas, muy variadas, la frecuencia es amplia y suelen ser aprobadas por personas que conocen muy bien a los niños, como sus profesores; además, los alimentos son manipulados correctamente y al estar recién preparados, conservan mejor su aroma, sabor, temperatura y textura.

Es importante que tengas en cuenta que como son diseñados para un grupo de niños, no dan respuesta a condiciones particulares de alimentación, por eso, los papás deben conocer la propuesta del menú antes de acceder a este servicio, para que este se ajuste a los hábitos alimenticios del niño.

Verifica la cantidad de azúcar de los alimentos que le empacas, un alto consumo de este alimento puede afectar su desempeño en el colegio y suele traer consecuencias metabólicas y enfermedades posteriores.

Grupo emi

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

Por un corazón sano

Por un corazón sano

¿Otra vez haciendo dieta?

¿Otra vez haciendo dieta?

Cómo mantenerse funcional en la vejez

Que los años no apaguen tus…