linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > >La copa menstrual

La copa menstrual

   Cada vez que tienes el período menstrual utilizas lo que sea más cómodo para mantenerte seca, ya sea toallas higiénicas o tampones. Un método práctico y sostenible es la copa menstrual. Conoce más sobre él.    ¿Quién creería que la copa menstrual se usa desde el siglo XIX de forma rudimentaria para recoger el […]

La copa menstrual: mitos y usos.


  

Cada vez que tienes el período menstrual utilizas lo que sea más cómodo para mantenerte seca, ya sea toallas higiénicas o tampones. Un método práctico y sostenible es la copa menstrual. Conoce más sobre él.


  

¿Quién creería que la copa menstrual se usa desde el siglo XIX de forma rudimentaria para recoger el flujo menstrual? Este recipiente, hoy fabricado de silicona quirúrgica que se adapta al cérvix, es usado desde 1930 de forma comercial y cada vez es asimilado por más mujeres por los beneficios que reporta, tanto para ellas como para el planeta.


  

El éxito en su uso depende del aseo e higiene que tengas para el lavado, la esterilización, el aseo de los genitales y el almacenamiento seguro, para evitar infecciones y malos olores. Con la asesoría de la ginecóloga Juliana Quiroz, te explicamos aspectos positivos y negativos de este método.


  

LO BUENO


  
  • Es reutilizable. Tiene un tiempo de vida de 10 a 15 años si le das los cuidados adecuados.
  • Es fabricada de silicona médica, que es un material biosaludable, el cual evita irritaciones y alergias y no es cancerígeno.
  • Recoge el flujo en lugar de absorberlo como hacen los tampones, por lo que no deja restos de fibras y, por tanto, no produce alteraciones en el entorno vaginal natural, manteniendo el pH en su grado normal.
  • Su capacidad es de 30 ml, por lo que puede permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciarse.
  • No tiene componentes tóxicos utilizados para su fabricación, como la dioxina, poliacrilato, rayón y asbesto, los cuales son usados para los demás apósitos.
  • Es económica y genera un ahorro a largo plazo, evitando el gasto mensual de toallas higiénicas y tampones. (El precio de la copa oscila entre 70.000 y $120.000).
  • Reduce el impacto ambiental al ser reutilizable, evitando la disposición de los materiales de fabricación y los de empaque en rellenos sanitarios y otros sistemas de gestión de residuos.
  • Permite mayor comodidad en caso de ir al mar o piscina.

  

Según el Museo de la Menstruación y Salud de la Mujer en Maryland (EE.UU.), la copa existe desde 1867.


  

LO MALO


  
  • Es incómoda para manipular para las mujeres que tienen prevención con las sangre y los fluidos corporales.
  • La falta de difusión de sus ventajas y la educación para un uso correcto.
  • La dificultad que existe para cambiarla y limpiarla en lugares públicos.
  • Es un recurso molesto para las mujeres a las que les incomoda introducirse elementos en la vagina.

  

¿Cómo utilizarla?


  
  1. Insértala doblada en la vagina (una vez adentro, recupera su forma natural y se adapta a la anatomía de cada mujer). Se puede usar un poco de lubricante para introducirla.
  2. Vacíala inicialmente cada cuatro a seis horas aproximadamente, y enjuágala con abundante agua.
  3. Cuando finalice el período, esterilízala con agua hirviendo o usando el método Milton (el que se utiliza para los biberones. Lo venden en farmacias) para eliminar las bacterias.
  4. Guárdala siempre en una bolsita de algodón, nunca en envases herméticos o de cristal. Es importante dejarla en un lugar donde no haga ni mucho calor ni mucho frío, y donde no esté expuesta al sol, para evitar que pierda color y conserve intactas sus propiedades.

  

Elige bien


  

La copa se comercializa en varias tallas, adaptadas a la altura de la mujer y a la experiencia en su uso. En el mercado encontrarás dos modelos:


  
  • Con forma de campana: se inserta en la parte baja de la vagina, por debajo del cérvix, y tiene una colita en la parte final para facilitar su extracción.
  • Con forma de diafragma: se pone por encima del cérvix y se mantiene en esa posición por la presión del hueso púbico. Para quitarla se engancha un dedo al reborde y se tira hacia abajo.

  

Cualquiera que sea la que escojas, asegúrate de que sea una marca con los certificados de ISO 9001 y la aprobación del Invima (en Colombia).


  

Fuente: Juliana Quiroz, médica ginecóloga.


  

Grupo emi

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

A combatir el sedentarismo

Dile adiós a los malos hábitos

¿El estrés causa problemas de visión?