linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > >Cuida la salud de tus arterias

Cuida la salud de tus arterias

Las enfermedades de las arterias y las venas son diferentes. Conoce aquí de qué se trata la enfermedad arterial periférica, distinta a la insuficiencia venosa.    Con el paso de los años comienzan a aparecer dolores y enfermedades de las que no se tenían consciencia, pero que se asocian con los hábitos y estilos de […]

Cuida la salud de tus arterias.

Cuida la salud de tus arterias.

Las enfermedades de las arterias y las venas son diferentes. Conoce aquí de qué se trata la enfermedad arterial periférica, distinta a la insuficiencia venosa.


  

Con el paso de los años comienzan a aparecer dolores y enfermedades de las que no se tenían consciencia, pero que se asocian con los hábitos y estilos de vida que cada persona lleva o con otras afecciones.


  

Por ejemplo, si al caminar sientes dolor en tus piernas, las heridas no te cicatrizan o incluso sientes las piernas entumecidas y tienes más de 65 años, puedes estar sufriendo la enfermedad arterial periférica, que aunque es altamente prevalente en personas de esta edad, también se da a partir de los 50 o 55 años. Los hombres son más proprensos a padecerla que las mujeres.


  

Pero, ¿de qué se trata? La enfermedad arterial periférica se refiere a la disminución de la circulación en las arterias de los miembros inferiores debido a una arteriosclerosis, es decir, cuando el grosor de las paredes de las arterias aumenta y dificulta o interrumpe el flujo sanguíneo hacia los tejidos.


  

Generalmente, las partes más alejadas del corazón, como los dedos de los pies, son las que más sufren.


  

Principales factores de riesgo


  

Si fumas, eres diabético, hipertenso o con altos niveles de colesterol o grasas en la sangre tienes más probabilidades de desarrollar esta enfermedad. Lo bueno es que estos factores se pueden modificar o controlar para disminuir el riesgo y evitar consecuencias graves como la amputación de la extremidad, en otras palabras, es necesario dejar de fumar y tomar juiciosamente los medicamentos que controlan las otras enfermedades que la pueden ocasionar (diabetes, hipertensión y dislipidemia).


  

La insuficiencia venosa, contraria a la enfermedad arterial periférica, genera dolor, cansancio, pesadez y calambres en miembros inferiores, así como arañitas, venas varicosas, edemas y úlceras. Esta enfermedad prevalece más en las mujeres.


  

Los síntomas


  

Lo primero que hay que saber es que no todos los que paceden esta enfermedad  presentan síntomas, en muchos casos es silenciosa y para poder diagnosticarla y tratarla a tiempo se deben realizar exámenes de tamizaje:


  
  1. Índice tobillo-brazo. Es la relación entre la presión arterial del tobillo y la presión más alta del brazo. Si el resultado es menor a 0.9, la persona tiene la enfermedad arterial periférica.
  2. Plestimografía arterial. Es un examen más completo: se ponen diferentes manguitos en la pierna y el brazo para determinar, de manera no invasiva, los sitios y la gravedad de la obstrucción arterial.

  

Estos exámenes se recomiendan a pacientes mayores de 65 años, a quienes están entre 55 y 64 años y presentan algún factor de riesgo y a los menores de 55 años con dos o más factores de riesgo.


  

Otros pacientes, por el contrario, sí presentan síntomas. El más común es el dolor, que se le conoce como claudicación y se manifiesta en las pantorillas después de caminar cierta distancia, obligando al paciente a parar y a reposar varios minutos hasta que desaparezca. Cuando la enfermedad está más avanzada, este dolor puede ser constante, no solo al caminar o hacer alguna actividad física.  


  

Además de este síntoma, algunas personas pueden tener úlceras que no cicatrizan, frialdad en las piernas y disminución o pérdida del pulso, y a veces, puede haber gangrena y ser necesaria la amputación del miembro inferior.


  

Entre un 12% y un 20% de la población mayor de 65 años puede desarrollar la enfermedad arterial periférica.


  

Enfermedades asociadas y tratamiento


  

La arteriosclerosis (estrechamiento de las arterias) no solo puede darse en las piernas, también en otras arterias del cuerpo, por ejemplo en las del corazón, lo que aumenta el riesgo de sufrir un infarto de miocardio, una isquemia, un accidente cerebrovascular o una enfermedad coronaria.


  

Por eso, el manejo y tratamiento de la enfermedad arterial periférica debe ser integral. Hay varios medicamentos que ayudan a esto, pero lo más importante es cambiar estilos de vida: no fumar, realizar actividad física aeróbica, al menos, 30 minutos diarios (cinco veces a la semana) y tener una alimentación con buen consumo de vegetales y baja en grasas, sal y azúcar.


  

Fuente: Samil Franco, médico internista.


  

Grupo emi

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

¿Artritis y artrosis son lo mismo?

Desmitificando los ejercicios de Kegel

La salud de tu hijo empieza…