linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > >Desmitificando los ejercicios de Kegel

Desmitificando los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel previenen y ayudan a controlar la incontinencia urinaria y otras afecciones del suelo pélvico. Hombres y mujeres de cualquier edad los pueden practicar. La salud del suelo pélvico es sinónimo de calidad de vida. Esta zona del cuerpo, que se ubica en la parte inferior de la cavidad abdominal, está compuesta […]

Los ejercicios de Kegel previenen y ayudan a controlar la incontinencia urinaria y otras afecciones del suelo pélvico. Hombres y mujeres de cualquier edad los pueden practicar.

La salud del suelo pélvico es sinónimo de calidad de vida. Esta zona del cuerpo, que se ubica en la parte inferior de la cavidad abdominal, está compuesta por los músculos y ligamentos que sostienen la vejiga, la uretra, el recto y en el caso de las mujeres, la vagina. El embarazo, el parto, el envejecimiento, la obesidad y el esfuerzo excesivo ocasionado por el estreñimiento y la tos crónica, pueden debilitarlo y provocar incontinencia urinaria, prolapsos o caída de los órganos, dolor de espalda y disfunción sexual.

Los ejercicios de Kegel, creados en 1940 por el ginecólogo estadounidense Arnold Kegel, fortalecen la musculatura del suelo pélvico y mejoran o previenen las afecciones originadas por su debilitamiento. Sin embargo, para practicarlos no es necesario tener una patología, estos pueden prevenir complicaciones futuras, como las que aparecen con el envejecimiento. Además, son ideales para quienes practican ejercicios de impacto y someten su suelo pélvico a una presión constante, como es el caso de los corredores.

Para practicarlos siéntate en una superficie, contrae y eleva los orificios perineales, es decir, la uretra, el ano y, en el caso de las mujeres, la vagina. Manten la contracción, relájate, descansa y vuelve a empezar.

Lo bueno

  • Fortalecen los músculos pélvicos, que usualmente no se ejercitan, pues muchas personas desconocen la importancia que tienen para el funcionamiento de los órganos que están en esta zona abdominal.
  • Son fáciles de hacer, después de que un ginecólogo te de el visto bueno y el fisioterapeuta te indique cuál es la forma correcta, podrás practicarlos en cualquier momento y lugar. Incluso en el baño o mientras tienes una conversación.
  • No requieren mucho tiempo, basta con dedicarles 5 minutos 3 veces al día, para obtener sus beneficios.

Lo malo

  • Si no existe una valoración antes de practicarlos, que tenga en cuenta el estado de los músculos perineales y la capacidad para realizar una activación del suelo pélvico, pueden empeorar los síntomas asociados a una debilitación de esta zona y generar nuevas complicaciones.
  • Se deben evitar si existen infecciones urinarias y vaginales. Además, practicarlos interrumpiendo la micción, como antes se recomendaba, puede favorecer la aparición de este tipo de afecciones.
  • Existen otras alternativas terapéuticas más eficaces para mejorar la contracción, resistencia y relajación de la musculatura perineal, entre ellas los ejercicios hipopresivos, los dispositivos vaginales y anales, equipos de biofeedback y electroterapia, entre otros.
  • No siempre son el tratamiento ideal para corregir los prolapsos, que se dan cuando los músculos y los ligamentos del suelo pélvico se estiran y se debilitan. El primer paso es evaluar con el ginecólogo si es necesario hacer una cirugía y posteriormente incluir a los ejercicios de Kegel como una opción terapeútica.
  • Las posturas incorrectas pueden generar afecciones o lesiones musculares.

Claves para convertirse en un experto

Para obtener todos los beneficios de los ejercicios de Kegel y evitar posibles complicaciones, ten en cuenta:

  • La posición de la pelvis es determinante para mantener una postura correcta. Esta no debe estar inclinada hacia delante o atrás.
  • Tu tronco debe estar erguido, como creciendo hacia el techo y las piernas deben permanecer abiertas.
  • No eleves los glúteos.
  • Concéntrate en la respiración. Inhala cuando contraigas los músculos perineales y exhala en el momento de la relajación.
FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

Los superhéroes de la dieta

Cuida el aseo de tus alimentos

¿Artritis y artrosis son lo mismo?