linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud emi Blog

Blog > >Dile adiós a los malos hábitos

Dile adiós a los malos hábitos

   En la postpandemia vendrán nuevos cambios en nuestras rutinas. Es momento de reemplazar esos hábitos negativos que adquirimos durante el tiempo de cuarentena por unos que nos ayuden a volver a estar en bienestar. Te presentamos algunos de ellos.    El distanciamiento social y las restricciones de movilidad generaron un reacomodamiento en nuestros hábitos […]


  

En la postpandemia vendrán nuevos cambios en nuestras rutinas. Es momento de reemplazar esos hábitos negativos que adquirimos durante el tiempo de cuarentena por unos que nos ayuden a volver a estar en bienestar. Te presentamos algunos de ellos.


  

El distanciamiento social y las restricciones de movilidad generaron un reacomodamiento en nuestros hábitos de vida personal, laboral, familiar y social. Aunque los seres humanos tenemos capacidad de adaptación, te recomendamos que la transición a esta “nueva normalidad” la realices con el menor desgaste posible para evitar que el estrés, la ansiedad y la depresión te afecten.


  

¿Qué deberías empezar a modificar?


  
  1. Controla el miedo a contagiarte en el trabajo. La “nueva normalidad” implica volver a salir a la calle. Si te la pasas pensando que vas a enfermarte, podrías desarrollar una obsesión. Recuerda que si cumples con todas las medidas de autocuidado los riesgos se reducen.
  2. Deja de mezclar todos los momentos de tu vida. Una cosa es tu ámbito personal y otra, lo profesional. Pensar en todo al mismo tiempo disminuye tu capacidad de concentración. Empieza a separar desde ahora tu cotidianidad.
  3. Disminuye tu acumulación de carga de trabajo. Organizarte por rutinas diarias te ayuda a tener un manejo adecuado del tiempo. Lleva un control de las actividades que debes realizar.
  4. Sé productivo. Si sigues una rutina de trabajo, similar a la que tenías antes, te darás cuenta de que estás cumpliendo tus objetivos.
  5. Retoma las pausas activas y saludables. Una pausa saludable es hacer cualquier cosa que te desconecte por un momento del computador, como desplazarte un poco por fuera de tu espacio de trabajo. Una pausa activa se relaciona con mover tus articulaciones después de mantener una misma postura. Lo ideal es que cada dos horas de trabajo realices alguna de estas. Las puedes intercalar en el transcurso del día.
  6. No alteres tus horarios de sueño. Retoma tu sueño normal, no te acuestes a deshoras y mantén tu equilibrio en el día. Evita el uso de dispositivos móviles antes de acostarte.
  7. Procura no comer a deshoras. Eso de comer mientras trabajas no funciona. Haz un espacio para tus horas de comida, normal, como siempre lo has hecho.
  8. Disfruta los tiempos de ocio. Es importante que conserves tus espacios de esparcimiento, como ver una serie, leer un libro, cocinar, o incluso no hacer nada. Vuelve a hacer eso que te divierte.
  9. Reduce el consumo de bebidas estimulantes. Si eres de los que empezó a tomar más cafeína para mantener la productividad o empezaste a tomarte una cerveza por las noches para relajarte, presta atención a que no se te convierta en un hábito.
  10. No pierdas el contacto social. Recuerda, la falta de contacto físico no quiere decir aislamiento emocional. Mantén tus relaciones cercanas y trata de fortalecerlas.

  

El primer paso para cambiar un mal hábito es ser consciente de que lo tienes e identificar cómo te está afectando. A partir de ahí, empieza a implementar acciones para dejarlo atrás.


  

Ten presente, los cambios se logran de manera progresiva. No tienes que modificar de entrada todos tus hábitos, con que identifiques uno o dos puedes mejorar tu calidad de vida.


  

Fuente: Claribel Parra Ortiz, psicóloga, máster y coach en PNL.


  

Grupo emi

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Ser el guardián de tu salud es estar contigo las 24hr los 365 días del año.
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

A combatir el sedentarismo

¿El estrés causa problemas de visión?

Donar sangre: una forma de salvar…